Agosto, 2020.

Gato en Cal Candi. Foto: ACAIMA

 

  • En nuestro escrito, elaborado por el equipo técnico de INTERcids, alertamos a los responsables del consistorio de Olesa de Montserrat, en la provincia de Barcelona, de la situación de grave peligro en la que se encuentran los gatos de dos colonias controladas, responsabilidad del Ayuntamiento, y les informamos asimismo de la normativa vigente al respecto.

La zona se llama Cal Candi y está en el municipio de Olesa de Montserrat, Barcelona. En ella viven, desde hace muchos años, gatos de colonias felinas controladas, gestionadas por la asociación ACAIMA (Asociación Contra el Maltrato Animal), entidad sin ánimo de lucro y colaboradora del Ayuntamiento de la localidad.

Los terrenos son urbanizables y las obras para construir viviendas comenzaron en junio de 2020. «La actual situación de los gatos es de estrés, miedo, desorientación y para muchos de ellos será la muerte, pues han desaparecido los comederos y su hábitat«, alertan desde ACAIMA en una petición de firmas que han iniciado en la plataforma Change.

Ante esta situación, el equipo técnico de INTERcids ha dirigido un escrito a los responsables del consistorio de Olesa: el Alcalde Sr. Miquel Riera, la Regidora de Medio Ambiente Sra. Eva Creus, así como a la Regiduría de Licencias y Disciplina Urbanística, para alertarles de la situación, informarles de la normativa aplicable a estos casos y ponerse a su disposición para colaborar en lo que sea necesario.

En nuestro escrito, recordamos al Ayuntamiento que «el bienestar animal es un imperativo legal» y que la normativa autonómica correspondiente (Decreto Legislativo 2/2008, del 15 de Abril, por el que se aprobó el texto refundido de la Ley de protección de los animales) establece que “corresponde a los ayuntamientos recoger y controlar a los animales abandonados, perdidos o asalvajados y controlar a los animales salvajes urbanos«.

«La finalidad de esta ley es conseguir el máximo nivel de protección y bienestar de los animales y que nadie les provoque sufrimiento o maltrato, o les cause estados de ansiedad o miedo«.

Por este motivo, solicitamos al Ayuntamiento que, de forma preventiva, se detengan las obras para que se pueda recoger y reubicar adecuadamente a los animales que queden en el terreno. Recordamos también que los ayuntamientos están facultados a intervenir por razones de salud pública en las obras que se lleven a cabo en su municipio e insistimos sobre la importancia de encontrar un nuevo espacio seguro para estos animales, que son responsabilidad del consistorio.

Otras localidades, como Tárrega en Lleida, ya han incluido en las ordenanzas que regulan las obras en sus municipios artículos que recogen que «durante la ejecución de las obras se tomen las medidas de seguridad oportunas para evitar cualquier clase de accidente de personas y animales«.

Escrito completo:

INTERcids_OlesadeMontserrat_CA-AOM-13.08.2020

Nota de prensa en catalán:

NdP Olesa de Montserrat_CAT

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies