Mayo, 2019.

Ave rapaz es envenenada por cazadores en Navarra

Milano envenenado. Foto: Policía Foral de Navarra

 

  • Dos presidentes de cotos de caza y un guarda han sido condenados a 2 años y 8 meses de prisión, además de inhabilitaciones especiales e indemnización por las aves fallecidas, en lo que constituye la condena más alta hasta la fecha por un caso de envenenamiento de especies protegidas en nuestro país.

  • 117 aves rapaces de especies en régimen de protección especial, algunas en peligro de extinción, aparecieron muertas en tres cotos de caza de Navarra.

  • Desde INTERcids felicitamos a los operadores jurídicos implicados en este caso, especialmente a los agentes que llevaron a cabo la investigación, a Guarderío Forestal y a la Policía Foral de Navarra, así como al miembro experto de INTERcids de este cuerpo, y celebramos el fallo de la sentencia 126/2019 del Juzgado de lo Penal nº 2 de Pamplona.

Entre los meses de abril y julio del año 2012, los guardas forestales de Tudela y Tutera recogieron los cuerpos sin vida de un total de 117 aves rapaces y cuatro cuervos, algunos de los cuales aparecieron en espacios naturales protegidos de Navarra. La investigación determinó que la causa de la muerte fue en todos los casos, salvo uno, el envenenamiento mediante la colocación de cebos con sustancia letal en zonas de concentración de las aves rapaces.

Todas las rapaces envenenadas están incluidas en el Real Decreto 139/2011, de 4 de febrero, para el desarrollo del Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial y del Catálogo Español de Especies Amenazadas.

La sentencia determina que los acusados colocaron el veneno «con el objetivo de eliminar depredadores de especies susceptibles de caza en los cotos, fundamentalmente la perdiz y la liebre» y considera que «el envenenamiento masivo de aves rapaces obedeció a un plan conjunto ideado y/o ejecutado por los tres acusados, y probablemente por más personas pertenecientes a las asociaciones de cazadores titulares del aprovechamiento cinegético de los tres cotos afectados«.

La labor de la Guarda Forestal y de la Policía Foral de Navarra fue imprescindible para poder esclarecer los hechos y la investigación recopiló pruebas relevantes como las escuchas telefónicas de las conversaciones de los acusados, esenciales para aclarar el caso.

Desde INTERcids celebramos esta sentencia, que establece la mayor condena hasta el momento por un caso de envenenamiento de fauna silvestre. Como señala la misma, estos delitos «suscitan un rechazo unánime en la sociedad y atentan contra un bien que afecta no solo a la generalidad de los ciudadanos del país, sino también a las generaciones posteriores«.

Alimoche envenenado

Alimoche envenenado en uno de los cotos de caza. Foto: Guarderío Forestal

 

La colocación de cebos envenenados es, como señala SEO/Birdlife (una de las asociaciones que se personó en el caso junto a Ecologistas en Acción y WWF España), «un método de caza masivo, no selectivo y cruento para toda la fauna que supone un grave riesgo para la salud pública, ya que las sustancias con las que se preparan los cebos son de una elevada toxicidad y quedan expuestas al alcance de cualquier persona, especialmente niños, que pueden ingerirlos por equivocación».

Por todo ello, la Audiencia condena a los tres acusados como autores criminalmente responsables de un delito relativo a la protección de la fauna, en la modalidad de caza de especies amenazadas contraviniendo las leyes o disposiciones de carácter general protectoras de las especies de fauna silvestre, en concurso ideal con un segundo delito relativo a la protección de la fauna en la modalidad de empleo para la caza de veneno, a penas de 2 años y 8 meses de prisión, señalando el tribunal que: «en la alternativa entre prisión y multa que ofrecen tanto el art. 334.1 como el art. 336 CP nos decantamos claramente por la de prisión, en atención a la extrema gravedad de los hechos«.

La sentencia condena a los acusados además a 5 años y 4 meses de inhabilitación especial para la gestión del aprovechamiento cinegético de cotos de caza, para el oficio de guarda de caza y para el ejercicio del derecho a cazar.

Por último, los condenados deberán indemnizar a la Comunidad Foral de Navarra la cantidad de 67.538,65€ en concepto de indemnización por las aves fallecidas, de los gastos derivados de la investigación de los hechos y de las medidas necesarias para restaurar el equilibrio ecológico perturbado.

 

Repercusión en medios:

https://elpais.com/sociedad/2019/05/15/actualidad/1557945970_802552.html

https://www.seo.org/2019/05/15/la-sentencia-mas-contundente-contra-el-veneno-en-espana/

https://www.noticiasdenavarra.com/2019/05/16/sociedad/navarra/tres-condenados-a-prision-por-el-envenamiento-masivo-de-aves-en-cotos-de-la-ribera

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies