RESUMEN:

Con frecuencia, los veterinarios, en el desarrollo de su actividad profesional, pueden encontrarse ante la disyuntiva que se les plantea entre denunciar una situación detectada, que está ocasionando perjuicios a un animal, y el deber preservar el secreto profesional. En algunos casos, puede que incluso ni se conozca la extensión del deber de interponer denuncia al tener conocimiento de la posible infracción de normas administrativas o indicios de delitos relacionados con la protección de los animales. El presente artículo pretende ofrecer una orientación, en base a la normativa específica y general aplicable a la profesión, a efectos de mantener una buena praxis profesional, amparada en los principios de legalidad y seguridad jurídica, de manera que el veterinario, sea cual sea el supuesto con que se encuentre en el contexto referenciado, pueda actuar con plena seguridad.

Enlace al artículo BIDA. AOL-19-G2: https://intercids.org/files/BIDA_AOL19-G2_Maria_Jose_Mata.pdf

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies