Julio, 2022.

Investigación del maltrato animal en piscifactorías de Castilla-La Mancha. Foto: Fundación Franz Weber

 

  • La entidad ha reiterado ante el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación la propuesta de integrar a la Dirección General de Derechos de los Animales en la nueva Mesa de Coordinación sobre protección de los animales mantenidos con fines agrarios y para la acuicultura.

En julio de 2021 el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación ha sometido a información pública el proyecto de real decreto por el que se establecen disposiciones para la aplicación en España de la normativa de la Unión Europea sobre controles oficiales en materia de bienestar animal y se modifican varios reales decretos. Tras las observaciones realizadas a las consultas públicas desarrolladas sobre esta materia en 2021, INTERcids ha trasladado aportaciones al texto del proyecto.

Concreción del Plan de Bienestar Animal

El proyecto dispone que las explotaciones ganaderas de animales vertebrados, tanto terrestres como acuáticos, dispondrán de un Plan de bienestar animal.

Sin embargo, INTERcids advierte de que la previsión contenida en el proyecto sobre dicho Plan de bienestar animal resulta demasiado genérica: “Es precisa una mayor concreción en sus contenidos, que garantice su efectividad y el cumplimiento de sus objetivos”. En este sentido, la entidad ha recordado al Ministerio que en el documento por el que este proyecto de real decreto fue sometido a consulta pública previa, en noviembre de 2021, se disponía que el nuevo real decreto determinaría el contenido mínimo de estos planes, y se concretaban ciertos aspectos, en mayor medida de lo que ahora se hace en la propuesta de texto articulado.

Por ello, se propone que esta nueva norma especifique los contenidos mínimos que en todo caso habrán de contener estos planes, de acuerdo con el Real Decreto 348/2000, de 10 de marzo, sobre protección de los animales en las explotaciones ganaderas, y la Ley 8/2003, de 24 de abril, de sanidad animal, a saber: “Las medidas adoptadas para asegurar el bienestar de los animales, de manera que éstos no padezcan dolores, sufrimientos ni daños inútiles” y “Las condiciones en que se críen o se mantengan los animales teniendo en cuenta su especie y grado de desarrollo, adaptación y domesticación, así como sus necesidades fisiológicas y etológicas de acuerdo con la experiencia adquirida”.

Asimismo, INTERcids propone añadir que los titulares de explotaciones ganaderas deban presentar un proyecto de este plan a la autoridad competente a efectos de obtener la correspondiente autorización.

Participación de la Dirección General de Derechos de los Animales

Una de las novedades de este real decreto es la creación de una Mesa de coordinación sobre el bienestar y protección de los animales mantenidos con fines agrarios y para la acuicultura, en la que participarán los órganos competentes en la materia, tanto de la Administración General del Estado como de las comunidades autónomas y las Ciudades de Ceuta y Melilla. En la composición de dicha mesa, INTERcids ha llamado la atención sobre la ausencia de la Dirección General de Derechos de los Animales.

“Considerando la actual estructura y distribución de competencias en la Administración estatal española, han de tenerse en cuenta también las competencias que en relación con la legislación sobre animales se atribuyen a la Dirección General de Derechos de los Animales, adscrita al Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030”, ha señalado la entidad en sus aportaciones.

Por este motivo, dado el objeto de la Mesa de Coordinación, precisamente la “protección de los animales”, INTERcids insiste en que resulta del todo pertinente y necesario que dicha Dirección General sea parte integrante de la mesa, por las funciones y competencias que dicha Dirección tiene atribuidas y por ser el máximo órgano a nivel estatal configurado para la protección animal.